diumenge, 7 de juny de 2015

Papeles y educación

En plena vorágine del fin del curso parece que los maestros necesitamos más manos, mesas, ordenadores, tiempo... para llegar a todas las tareas que año a año se van acumulando, creciendo hinchando... las burocráticas que se engullen la práctica real con los alumnos: llegar a fin de curso con tranquilidad y alegría, preparar unas despedidas adecuadas y dedicarles el tiempo que se merecen. Pero los papeles, de obligado cumplimiento no nos lo permiten. ¿Por qué?
Con estos pensamientos me ha llegado un artículo que no me sorprende, pero sí que corrobora los sentimientos personales. No estoy sola. ¿Algún cambio de estrategia?